La importancia de los primeros auxilios si tienes un bebé en casa

Escrito por Ana García, matrona  y escritora en ContectaConTuMatrona

Ser padres es una aventura que nos pone a prueba todos los días, en todos los sentidos. Tenemos que tener los cinco sentidos puestos en nuestros hijos, y aun así, a veces nos toca llevarnos algún disgusto. Porque hay cosas que suceden en una fracción de segundo.

Los accidentes son la principal causa de lesiones en los niños. Saber cómo actuar ante una emergencia es vital, cualquier persona que tenga que cuidar a un bebé debería tener nociones básicas en primeros auxilios.

La clave de los accidentes está en su prevención

Antes de encontrarnos en una situación desagradable, podemos anticiparnos tomando algunas medidas en casa: protegiendo enchufes, evitando que el bebé pueda acceder a escaleras, ventanas y balcones, poniendo productos tóxicos fuera de su alcance, utilizando juguetes homologados, convirtiendo la cocina en un entorno seguro… La lista de cosas a tener en cuenta es larga, y la podéis ver más desarrollada en esta Guía para padres de prevención de lesiones no intencionadas de la Asociación Española de Pediatría.

Lo cierto es que aunque tomemos todas las medidas posibles para evitar accidentes, a veces ocurren cosas que no nos esperamos, y es importante saber cómo actuar. Como papás primerizos, nos asustamos mucho la primera vez que, por ejemplo, nuestro bebé se cae y se da un golpe en la cabeza. O la primera vez que se pone enfermo y tiene fiebre. Saber qué hacer en estos casos y cuándo es necesario ir a urgencias te da seguridad y tranquilidad, aunque seguramente la primera vez que pase alguna de estas cosas, el susto no te lo quita nadie.

Si hay algo que me parece especialmente importante que sepan todas las familias y en general cualquier persona que se encargue de cuidar a un bebé, es el cómo actuar ante un atragantamiento. Cada vez se hace más hincapié para enseñar primeros auxilios a los niños en las escuelas y escoletas, pero en general no todos los adultos saben cómo actuar ante una situación así.

El miedo al atragantamiento por Baby Led Weaning

Lo que más suele angustiar a las familias son los atragantamientos relacionados con la comida, especialmente aquellos que deciden llevar a cabo el método Baby Led Weaning. Son muchos los padres que tienen que escuchar advertencias de los demás, que creen que esta forma de alimentar a los bebés es más peligrosa en cuanto a atragantamientos que los triturados. Hoy en día, gracias a los estudios sabemos que no hay diferencias en cuanto a atragantamientos en bebés alimentados con trozos o con purés.

Así que, sea cual sea la forma en la que decidas alimentar a tu hijo, es de vital importancia conocer las maniobras que hay que hacer ante un atragantamiento o una parada cardiorrespiratoria. Como se suele decir en medicina “el tiempo es cerebro”: cada segundo que una persona pasa sin respirar, es un segundo sin que le llegue oxígeno al cerebro. Está demostrado que actuar ante el primer minuto de una parada cardiorrespiratoria disminuye drásticamente las probabilidades de sufrir secuelas.

Comenta aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.